domingo, 18 de marzo de 2012

Reviajar, redescubrise.




Las ciudades, como las personas, no son inmutables ni perennes. A ellas también les gusta combiarse de ropa, y de peinado de cuando en cuando. Es gracias a esta metamorfosis, que los viajeros, al volver a visitar una ciudad descubierta en el pasado, nos percatamos de nuestra muda de piel.

Es el caso de Roma.

He visitado Roma tres veces, cada una de ellas con compañías diferentes y etapas diferentes de mi vida y lo más curioso es que , a pesar de la presencia arqueológica de sus inamovibles monumentos, afiladas calles e insaciables gastronomía, nunca la veo con la msima cara. Lo más gracioso del asunto esque ella a mí tampoco.

La última vez que la redescubrí fue hace cosa de 2 meses, en mi terapia anual de "escapada post-examenes de Enero". La sorpresa no fue su recibida (pues hacía un frío que pelaba y una lluvia amazónica),no, la sorpresa fue que nunca me había sentido tan diferente respecto a mi pasado. Al acariciar sus muros, perderme por sus rincones,volver a tirar la monedita en la "Fontana di Trevi" (eso quiere decir que volveré), imaginarme a los gladiadores y de más episodios morbosos en el Coliseo y saborear pizzas interminables cuando me percaté de que la Clara que había estado allí años antes no era la misma que estaba allí ahora.



¿Vivimos varias vidas en una? Me preguntaba sin cesar.

Roma se apiadó de mí y me dió la respuesta. El tercer día de visita fuimos al Vaticano (nunca antes había podido entrar), y al salir de la basílica de San Pedro, está eterna ciudad nos regaló una tormenta de nieve. Como si de un arrebato se tratase, la tormenta fue a más ¡y nosotros de camino al museo, en un calvario de paseo para girar la manzana que los separa! Al llegar quedé fascinada por la riqueza artística que allí dormía, mientras los copos de nieve me hipnotizaban al mirar por la ventana. El resto del día paseamos como niños tirándonos bolas de nieve, y al día siguiente Roma se alió con los Dioses para que los rayos del Sol fundieran la nieve.



Roma continúa bloqueada por la ola de frío en Italia, que ha causado 22 muertos


La ola de frío que azota Italia desde hace varios días y que ya ha causado al menos 22 muertos continuará hasta mañana con nuevas heladas y precipitaciones de nieve, mientras crece la preocupación sobre el suministro de gas al país. Roma fue una de las ciudades que sufrió más las consecuencias y su alcalde, Gianni Alemanno, decidió prorrogar el cierre de escuelas y oficinas públicas hasta hoy. Entre los muertos se encuentran una decena de indigentes que vivían a la intemperie y varias personas que perdieron la vida por infarto a consecuencia del esfuerzo de limpiar la nieve de sus casas.



Aunque Enric González en su libro "Historias de Roma" afirma: "Otras ciudades se reinventan. Roma,no. Roma mantiene una relación estrictamente pasiva en el tiempo", para mí , las ciudades , al ser una explosiónm de vida fluyendo sin cesar, experimentan una lenta metamorfosis de la materia y nos dan la mano a través de sus ancestral arquitectura, efusivos sabores e idílicos paisajes para recordarnos nuestra constante mutación humana.



¿Qué pensaís hacerca de volver a viajar a un mismo destino? ¿Os sentís diferentes? ¿Veís la ciudad igual?



Imagenes:


1-Foro Romano bajo polvos de talco.

2-Tormenta de nieve al salir de la basíclica de San Pedro.

3-Romúlo y Remo tiritando.

4- Estudiantes de medicina rodando el episodio

"El último superviviente en Roma".

5-Beata adentrada en plena exhacervación mística en un banco de "El Partenón" (si llueve le caerá una gota en la cabeza y puede que despierte, pues esta iglesia tiene un gan agujero de 9 metro en la cúpula).





























3 comentarios:

Juanjo dijo...

Cada viaje es una experiencia diferente aunque sea al mismo sitio.Las ciudades cambian y nosotros tambien.Por lo tanto nunca hay dos viajes iguales....dimelo a mi que he ido 26 veces a Venecia y cada vez la veo distinta
En Roma tambien he estado tres veces como tu....y volvere....es una ciudad que me fascina por su caos continuo
Encantado de volver a verte....aunque sea en extasis mistico¡¡¡¡¡¡¡¡...ja,ja....Espero que no te callera la gota
Un beso

pekosilla dijo...

¿¿26 veces?? ¡Vaya creo que los profesores de filosofía tambíén se dedican a las agencias de viajes! En mi blog cada día aparece una cita nueva, la de hoy es realmente curiosa: Un filósofo es un tipo que sube a una cumbre en busca del sol; encuentra niebla, desciende y explica el magnífico espectáculo que ha visto.
William S. Maugham

Juanjo dijo...

Me ha encantado esa cita
Besos