domingo, 9 de febrero de 2014

¿Por qué los filósofos no tienen Facebook?


"Las impresiones aseguran la realidad del presente ,
 y los recuerdos la realidad del pasado, el problema se encuentra en el futuro, ya que sobre el futuro no podemos tener ninguna impresión".

(David Hume, filósofo escocés (1711-1776))

"Il y a quelque chose d'absente qui me manque toujours"
"Hay alguna cosa ausente que me falta siempre"

(Camile Claudel, escultora y artista gráfica francesa (1864-1943))

Primera impresión: foto de perfil, primer plano en blanco y negro del actor Humpbrey Bogart envuelta de humo.
 Segunda impresión: foto de portada, un cuadro de Dalí
Primera suposición: chico tímido que no se atreve a mostrar su verdadero rostro, o todo lo contrario; pretende hacerse el interesante.
Segunda suposición: le gusta el arte surrealista y el cine negro...o quier hacerse el interesante.
Tercera impresión: información personal. Se llama Marcos, nació en 1987, estudió ingienieria en la Complutense de Madrid, es de Salamanca, vive en Munich porque hizo el Erasmus en Alemania...y tiene una relación.
Tercera impresión: definitivamente es interesante, además debe de ganar un buen sueldo, pero ya está cojido...a menos que quiera hacerse más el interesante.
Cuarta impresión: actividades recientes, ha visto 15 videos de youtube, clicado a 10 "me gustas", y compartido 4 fotos en las que aparece.
Cuarta suposición: tiene una vida relativamente activa en Facebook...
...en esta red social...
... porque su vida real terminó hace dos meses en un accidente de moto.

Pero en Facebook, todos los seres somos inmortales.

¡EMPEZAMOS!



Facebook cumple  10 años, y podríamos afirmar que precisamente por eso en está década la historia de la humanidad ha dado un giro de 360º, de tal modo que el 90% de noticias no hubieran sido conocidas por la mayor parte de la población mundial (en el mundo desarrollado). 
Esta bomba de información sobre el mundo nos ha ayudado a resolver muchas dudas pero nos ha puesto en conflicto demasiadas más.
Sólo tenemos que percatarnos de esto cuando preguntamos si tiene Facebook a alguien que acabamos de conocer...y nos dice que no. ¿A que se desfigura nuestra cara?

Todas mis dudas se resumen en unas cuantas preguntas esenciales que voy a intentar  explicar con la ayuda de la filosofía. En este caso he elegido a David Hume, pero podría haber elegido a cualquier otro que hubiera escrito sobre la identidad.

        a) La realidad en las redes sociales:

Si una palabra puede definir a Hume es sin duda : ESCEPTICISMO.  
Si dicho personaje se hubiera abierto una cuenta en Facebook  hubiera reforzado más aún su teoría sobre la duda. ¿Cómo sabemos que lo que vemos, escuchamos o leemos en Facebook es real? ¿Quién nos acerca la realidad? Son nuestros sentidos los encargados de ello, ya que nos proporcionan una simple percepción de las cosas, pero nunca nos afirman su existencia. La deducción de que las cosas existen corresponde a la razón o a la imaginación.

Cuando dejo de percibir desaparece la percepción

Si una persona deja de compartir información (suya o ajena ) o la cambia por otra completamente diferente, la idea que nos hicimos de esa persona a través de estos datos muta o desaparece. Por ejemplo,  Si yo soy fan de Bob Dylan y de momento comparto un video de Britney Spears porque simplemente hoy me he acordado de una canción suya que bailé en la escuela, seguramente despierte ciertas opiniones erróneas en muchas personas que me siguen.

¿Y cómo saber que el mundo exterior existe de una manera constante más allá de nuestras percepciones?
Hume afirma que nuestra imaginación y la peculiar constancia y coherencia de los cambios que percibimos cotidianamente nos permiten crear.
La razón , sin embargo, es contraria  a la vida humana, todo lo aceptamos con la razón, y en cambio la negamos cotidianamente gracias a la imaginación y al principio de costumbre.

La filosofía nos recomienda DUDAR DE TODO.

Y este es el escepticismo que debemos adoptar en Facebook.

      b) El yo y la identidad personal:

El yo se define como el sujeto permanente de nuestros actos físicos. Para explicar la consciencia de la propia identidad, Hume recorre a la MEMORIA. 
Es la experiencia  basada en nuestras intuiciones y percepciones vividas la que fundamente nuestra identidad.
Por tanto cuando perdemos nuestros recuerdos y por tanto esta memoria  de modo que dejamos de existir, ya que nuestro YO no puede sobrevivir sin ella.

Mi pregunta es:

  ¿Qué ocurre cuando nuestro recuerdos existen pero no la persona que los ha vivido?

No sé si alguna vez lo habeís hecho, la verdad es que resulta morboso entrar en el Facebook de una persona fallecida. La sensación es la misma que la de entrar a su habitación y ver como dejó todo la última vez que salió de ella, pues toda su vida íntima está allí, cronológicamente ordenada.
Es por eso (y también por su 10 aniversario) Facebook a tenido la idea de crear un vídeo de 2 minutos de duración y con una emotiva música de fondo en la que aparecen nuestros estados más comentados y fotos por orden cronológico desde que creamos nuestra cuenta. La empresa ha ampliado esta  aplicación a las cuentas de personas fallecidas, de modo que puedes conservar un pedacito de esa persona en la red.
Sin embargo, muchos familiares  piensan que este es un proceso de autoengaño, y violación de la intimidad personal.

¿Qué opinaís sobre mantener una cuenta en las redes sociales después de la muerte?

Volviendo a la pregunta anterior de los recuerdos existen pero la persona  no, si somos estrictos con la teoría de Hume; nuestro Yo si que existe porque si que existen sus  recuerdos.

Pero nosotros, físicamente ,no.
Y nuestra percepción de ellos tampoco, porque al desvanecerse nuestra existencia también lo hacen nuestros órganos de lso sentidos, que nos ayudan a percibir.

Entonces...¿En qué quedamos?

Esta es la razón por la que los filósofos no tiene Facebook,
porque se contradicen todas sus teorías.

¡FELIZ SEMANA!

PSD: Os dejo con mi película de Facebook


Fuentes: 
www.xtec.cat 







2 comentarios:

Juanjo dijo...

Efectivamente querida Clara no tengo facebook y despues de leerme tu interesantisima entrada(por la cual te felicito) acabo de entender las razones por las que no me lo habia hecho
Gracias
Un beso

pekosilla dijo...

Siempre se agradecen las felicitaciones un Lunes.
La verdad es que cruzé los dedos (por favor... que Juanjo no tenga Facebook, por favor, por favor...SINO SE ME DESMORONARÁ LA ENTRADA XD)

Pero tengo que decir...que mi blog se promociona gracias a Facebook ,y el tuyo gracias a Google XD